Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Nuestra experiencia con las actividades de enumeración

En esta ocasión queremos dedicar una entrada a las actividades de enumeración con las que ayudamos a los niños y a las niñas a elaborar estrategias espontáneas para contar objetos.

Es importante tener en cuenta que, en estas actividades nunca vamos a pedir a los alumnos que cuenten; lo que se les pedirá es que realicen una acción sobre cada elemento de una colección, sin repetir y sin dejarse ninguno.

Este tipo de actividades son muy importantes para contar bien (al fin y al cabo, en cualquier situación en la que se haya que contar, se está llevando a cabo una enumeración) así como adoptar espontáneamente las estrategias de contar objetos poniéndolos en fila o cambiándolos de un montón a otro.

Si estáis interesados en el tema, os recomendamos que os leáis las guías de A contar porque en ellas se explican de una forma muy sencilla los objetivos de este tipo de actividades y se dan orientaciones sobre la puesta en práctica en el aula (páginas 30 a 34 de la guía de 3 años y páginas 57 a 59 de la guía de 4 y 5 años).

La experiencia que os vamos a mostrar la realizamos con los niños de 3 años a raíz de las actividades propuestas para el cuento El cumpleaños del dragón, (el cuento 4, propuesto para el segundo trimestre).

Si os animáis a realizarla, os recordamos que, como primer paso, debéis reunir y preparar el material necesario:

  • Cajas de ordenación decoradas con la ilustración del cuento, que vienen en los troquelados del material del alumno.
  • Elementos sueltos del cuento, que también vienen en los troquelados del material del alumno.

Como en casos anteriores, comenzamos la actividad leyendo detenidamente y realizando una asamblea en gran grupo para hacer un pequeño recordatorio del argumento, haciendo hincapié en las monedas y en los cofres en los que las guardaba.

Posteriormente, en el Rincón de matemáticas, fuimos explicándoles la actividad que tenían que realizar en pequeños grupos (de entre 4 y 6 participantes).

En primer lugar, les enseñamos las monedas y las cajas decoradas con las ilustraciones de los cofres para que intentaran relacionarlos libremente con el cuento que acabábamos de leer y les mostramos cómo se pueden guardar las monedas en los cofres fácilmente, sin dañar el material.

Para motivar a los alumnos les comentamos que Yuki, el dragón del cuento, había invitado a su fiesta de cumpleaños a 5 compañeros del colegio: «Como sabéis», les dijimos, «los dragones tienen la costumbre de regalar una moneda de oro en las fiestas de cumpleaños; ¿cómo podrá guardar nuestro amigo todas las monedas que le han regalado, si solo puede meter una moneda en cada cofre?».

Les explicamos claramente que tenían que poner una moneda y solo una en cada cofre, metiéndola por el agujero de la caja e hicimos hincapié en que era muy importante que en ningún cofre hubiera dos monedas.

Cuando los alumnos consideraban que habían llenado todos los cofres, fuimos abriendo las cajas y comprobando si estaban bien (si cada cofre tenía una única moneda dentro y no había ninguno vacío).

Como era la primera vez que realizábamos este tipo de actividad con el grupo, les colocamos todas las cajas formando una línea para facilitarles el trabajo.

A medida que se fueron familiarizando con el trabajo, probamos a colocarles las cajas en dos líneas e, incluso, a realizarlo con todas ellas desordenadas.

Los resultados fueron muy buenos y la mayoría de los alumnos fueron capaces de realizar la actividad sin dificultades.

A la hora de analizar su funcionamiento y los resultados que habíamos obtenido en el aula, a nosotros, nos resultaron de gran utilidad las indicaciones que aparecen en las páginas 33 y 34 de la guía de 3 años, que como os decíamos anteriormente aportan una información valiosísima sobre la actividad.

Y vosotros, ¿habéis realizado estas actividades? Nos gustaría saber qué tal os han resultado en el aula.

 

Comentarios

Deja un comentario

Alma Gil y Adrián Vidal

Maestros de Educación Infantil y colaboradores en el proyecto ¡A contar!