Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Problemas con objetos

En esta entrada os queremos mostrar cómo trabajamos los problemas con objetos en 3 años. Como en otras ocasiones, y teniendo en cuenta que este material es nuevo, os recomendamos que os leáis con detenimiento las indicaciones que aparecen en la guía de ¡A Contar! para esta actividad (páginas 17 a 19).

Los problemas con objetos se trabajan en muchos de los cuentos del material. Sin embargo, el que más éxito ha tenido entre nuestros alumnos y alumnas es El cumpleaños del dragón. Solemos leerlo con frecuencia en la asamblea y los niños disfrutan enormemente con la historia del pequeño dragón Yuki.

La primera vez que leímos en la asamblea, tuvimos en cuenta una serie de premisas:

  • Lo leímos en casa varias veces antes de hacerlo delante de los alumnos para garantizar que lo haríamos con la suficiente fluidez y destreza.
  • A la hora de la lectura, tuvimos en cuenta la importancia de la entonación, el ritmo y las pausas como forma de dotar de intensidad a la lectura y permitirnos hacer hincapié en los aspectos más relevantes de la historia.
  • En la medida de nuestras posibilidades, intentamos acompañar la lectura con una gestualidad adecuada para dotarla de mayor intensidad y realismo.
  • Durante la lectura, fuimos mostrando las imágenes. Y al finalizarla volvimos a mostrarlas para hacer un repaso visual de la historia completa.

 

En muchas ocasiones, y si la historia se presta especialmente a ello, solemos dramatizar el cuento con los alumnos para ayudarlos a vivenciar su argumento y a comprender los conflictos que se plantean.

Este recurso nos da muy buen resultado con los problemas con objetos. Solemos aprovechar el momento de la lectura del cuento para animar a los niños y niñas a escenificar los problemas que se plantean en la guía y a que experimenten libremente diferentes formas de resolución de los mismos.

En el caso de El cumpleaños del dragón, después de leerlo en el aula, les mostramos a los alumnos la lámina del cofre (soportes para problemas de la caja de material de aula) y las monedas troqueladas.

Con ellas, realizamos diferentes actividades: contarlas y ver cuántas tenemos, imaginar cuántas puede llegar a tener el dragón, ver cuántas caben en el cofre, cuántas les gustaría tener a cada uno de ellos si fuesen un dragón, etc.

Una vez que ya están familiarizados con el cuento y han empezado a hacer uso del material, les planteamos pequeños problemas. Por ejemplo: «Si Yuki tenía una moneda dentro del cofre (escondemos una moneda debajo de la lámina) y su madre le regala otra por su cumpleaños (escondemos otra), ¿Cuántas monedas tendrá ahora?».

Este tipo de problemas pueden irse haciendo cada vez más complejos. Por ejemplo: «Yuki tiene dos monedas dentro del cofre, ¿Cuántas monedas tendrá si su tía le regala dos más?».

Vamos guardando las monedas debajo de la lámina y animamos a los alumnos a decir el resultado contando con los dedos.

 

Podemos realizar múltiples preguntas y jugar durante un tiempo con la numeración utilizando el conteo con los dedos. También podemos enriquecer la actividad con objetos cotidianos para llevar las matemáticas a la vida cotidiana de nuestra aula. Es interesante comprobar cómo los niños y niñas inventan nuevos problemas cuando usan material conocido por ellos.

Los problemas con objetos resultan mágicos para los niños porque ven objetos que desaparecen y aparecen y sobre los que pueden tener un control si son capaces de contar.

 

Comentarios

Deja un comentario

Alma Gil y Adrián Vidal

Maestros de Educación Infantil y colaboradores en el proyecto ¡A contar!