Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Una plantilla para la evaluación inicial

En muchas ocasiones nos planteamos hacer una actividad de ¡A Contar! pero no sabemos realmente de qué punto parten nuestros alumnos y, por lo tanto, nos cuesta hacernos una idea de los resultados que podemos esperar de ella. Puede que tengamos claros los objetivos que queremos conseguir y, desde luego, somos conscientes de la importancia de una evaluación inicial, pero no disponemos de un documento claro donde recoger esos resultados para que posteriormente nos sirvan de referencia.

 

Nosotros, como la mayoría de los profesores, llevamos un diario donde anotamos las pautas o evaluaciones iniciales que realizamos a nuestros alumnos y alumnas. Aun así, veíamos que necesitábamos agrupar de un modo homogéneo todos esos datos, de forma que pudiéramos consultarlos de un solo vistazo.

Por eso, decidimos crear una plantilla de evaluación inicial que ahora queremos compartir con vosotros. Es un documento gratuito que podéis descargar pinchando aquí.

Su utilización es sencilla y muy intuitiva. Como veréis, no hemos cerrado la propuesta de evaluación con unos ítems o rúbricas determinados. Para nosotros lo verdaderamente importante de una evaluación inicial es disponer de un espacio abierto dónde podamos reflejar todo lo que consideremos oportuno sin tener que limitarnos al SÍ, NO o EN PROCESO habituales. Sin embargo, hemos introducido algunos apartados, como los objetivos que queremos conseguir con cada actividad, para no «perder el norte» en la evaluación de la misma.

Os explicamos brevemente como se completaría cada apartado que hemos incluido en la ficha.

  • Actividad. Dependiendo del curso, podréis indicar si se trata de Seriaciones, Bingo, Peticiones, etc.
  • Objetivos. Aquí incluiremos los objetivos que nos propone la guía para cada actividad o bien aquellos que consideremos que son interesantes de evaluar para conocer el punto de partida de los alumnos.

  • Lo que ha conseguido. En este caso, tras realizar la actividad, podremos escribir brevemente los logros del niño o la niña en un primer momento.
  • Lo que debe reforzar. Si no es la primera vez que hacemos esta actividad (como puede ocurrir en 5 años si ya hemos realizado ese tipo de actividad en el curso anterior), es importante dejar por escrito qué es lo que el alumno todavía está proceso de conseguir, dónde encuentra más dificultad y dónde deberíamos reforzar el aprendizaje la próxima vez que llevemos a cabo esta actividad. Este apartado resulta muy útil, al comienzo del curso, ya que podemos revisar las fichas de toda la clase y conocer fácilmente cuáles son los puntos débiles de nuestros alumnos. Nuestra experiencia es que suelen coincidir bastantes niños y niñas en algunos aspectos. Esto nos permite diagnosticar las dificultades de una forma bastante real y acertada y atajarlas desde el primer momento.
  • Notas. En este espacio, podemos anotar todo lo que no hayamos podido dejar reflejado en los apartados anteriores. Nosotros solemos incluir también algún dibujo de algo que nos ha llamado la atención o bien le pedimos al niño o niña que dibuje lo que le pidamos. Se trata de un apartado que podéis cubrir como mejor os convenga para vuestra evaluación.

 

Realizar una evaluación inicial correcta y ajustada a nuestras necesidades es básico para una buena planificación escolar. Nos orienta desde qué punto partimos, para poder llegar a buen puerto. Esperamos que os haya servido esta plantilla.

En siguientes entradas os dejaremos alguna otra propuesta de planificación que seguro os resultará bastante atractiva.

Comentarios

Deja un comentario

Alma Gil y Adrián Vidal

Maestros de Educación Infantil y colaboradores en el proyecto ¡A contar!