Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Actividades para el comienzo del curso

Volvemos al blog después de unos días organizando nuestras aulas y planificando el nuevo curso y, en esta ocasión, queremos compartir con vosotros algunas de las actividades que llevamos a cabo en el periodo inicial. Seguramente, algunos de vosotros empezaréis con un grupo nuevo y otros continuáis con niños y niñas de años anteriores. En todo caso, en estos días de retomar rutinas y de actualizar contenidos, es bueno contar con una batería de actividades que nos ayuden a conectar de nuevo con el grupo–clase y crear un lazo de unión entre los alumnos.

Para ello, hemos recopilado una serie de actividades que os pueden interesar porque, además, servirán para introducir a los alumnos en conceptos matemáticos que serán de utilidad a lo largo del curso.

Creamos un grupo en un ambiente de relajación y confianza

Planificar juegos que fortalezcan el conocimiento entre los niños y niñas de nuestra clase nos ayudará a garantizar el buen funcionamiento del grupo. Y, para ello, podemos utilizar algunos de los materiales que nos proporciona el método ¡A Contar!

  • Nos presentamos con el dado

Podemos utilizar los dados para presentarnos contando diferentes aspectos de nosotros mismos según el número que saquemos en la tirada. Nosotros solemos colocar en la pizarra una lista              con las preguntas que corresponden a cada número. De esta forma el juego es más ágil. (Podéis descargarla pinchando aquí ).

También podéis usar el dado para que el jugador cuente tantas cosas sobre sí mismo como el número que le salga en la tirada. Por ejemplo, si sale el cinco, deberá decir cinco animales que le gusten, cinco comidas que le gusten, etc.

 

 

  • Formamos parejas

En este caso, utilizamos las piezas del dominó para hacer una especie de serpiente gigantesca.

Le entregamos a cada niño o niña una pieza al azar del dominó y le pedimos que busquen un compañero con el que puedan formar pareja y que se presenten a su compañero.

Conforme se vayan presentando, deberán dejar sus piezas de juego en el suelo de la asamblea hasta que quede formada una gran serpiente.

 

  • Buscamos tesoros en grupo

No hay nada mejor que un juego de piratas para estimular el contacto entre los alumnos y animarlos a conocerse mejor; el diálogo surge de una forma espontánea entre ellos, se conozcan o no.

Para ello escondemos cuatro o cinco «tesoros» en el aula o en el patio (una caja de bombones bastará) y formamos la misma cantidad de grupos con los alumnos de la clase (se pueden hacer al azar o bien utilizando cualquier sistema de sorteo que conozcamos).

Cada grupo deberá elegir un nombre que lo identifique y buscar su tesoro siguiendo el mapa que le habremos entregado.

A nosotros nos encantan estos juegos en los que no hay ganadores ni perdedores, sino que todos deben colaborar para alcanzar la meta final.

En este juego, los niños y las niñas tienen que consensuar un nombre para su grupo, interpretar entre todos el plano y decidir con el grupo la mejor forma de encontrar el tesoro. Se trata de actividades que exigen cierta madurez de los alumnos, por eso solemos realizarlas principalmente los de 4 y 5 años. También la hemos hecho con los de 3 años con buenos resultados, pero en este caso, necesitan bastante más ayuda ya que todavía les cuesta entender las dinámicas del juego.

 

  • El bingo de las presentaciones

En nuestra clase, utilizamos el bingo para desarrollar este juego que suele funcionar bastante bien. Entregamos a cada alumno una tarjeta con un número y metemos en el bombo las bolas correspondientes. Pedimos a un voluntario que lo gire y que «cante» el número que haya salido. El alumno que lo tenga, deberá salir al centro del aula y presentarse a sus compañeros.

En estas edades es difícil pedirles a los alumnos que inicien un discurso fluido y extendido acerca de ellos mismos, por eso, solemos tener preparada de antemano una batería de preguntas para orientarles. Por ejemplo:

  • ¿Cómo te llamas?
  • ¿Con quién vives en casa?
  • ¿Qué es lo que más te gusta del colegio?
  • ¿Cuál es tu animal favorito?
  • Cuéntanos qué hiciste en vacaciones
  • ¿Cuál es tu héroe o heroína favorito? ¿Por qué?

 

Fomentamos el respeto al turno de palabra y la escucha activa

En estos primeros días de curso, es muy importante recordar las normas de convivencia en el aula y, en muchos casos, crear entre todos las que regirán a lo largo del curso. Por eso, solemos desarrollar esta dinámica para ayudar a los alumnos a descubrir la importancia de respetar el turno de palabra y practicar la escucha activa.

  • La gorra de hablar

El juego es muy sencillo, mostramos una gorra o cualquier otro objeto que sea visualmente llamativo y explicamos a los alumnos que, cuando la lleven puesta, deberán hablar sobre lo que aparezca en las tarjetas que les entregaremos durante un tiempo indicado. Mientras, los demás escucharemos lo que dicen y solo podremos hablar cuando la tengamos puesta.

Para jugar, utilizamos un pequeño reloj de arena y preparamos con antelación las tarjetas con los temas sobre los que vamos a hablar. Con los más pequeños usamos dibujos (animales, profesiones, alguna escena, etc.), pero, con los mayores, escribimos palabras o frases.

Entregamos a un alumno la «gorra de hablar» y ponemos en marcha el reloj de arena. Al terminar, le damos un gran aplauso y le pasamos la gorra a otro alumno para que seleccione una tarjeta y hable libremente sobre ella.

 

Conocemos el colegio

Es importante que los niños y niñas, una vez que se conocen entre ellos, exploren también el centro escolar y sus alrededores. Para ello, también podemos utilizar elementos matemáticos.

  • Mi número de aula

Para esta actividad, preparamos los números de las aulas de infantil en formato DIN A4 (si vuestras aulas no están numeras, es una buena ocasión para hacerlo).

Nosotros solemos hacer una excursión al comienzo de curso para conocer las clases vecinas e identificar el número que aparece en su puerta. En este paseo, vamos emparejando los números que llevamos en papel con los de las aulas hasta dar con el nuestro: este será nuestro número de la suerte y, cada vez que salgamos al patio o entremos por la mañana, lo identificaremos para no olvidarlo.

De forma paralela trabajamos su grafía dibujándolo en el suelo con una tiza y recorriéndolo después, dibujándolo en arena, en la pizarra, haciéndolo con plastilina…

  • Me localizo en un plano

Otra actividad que solemos hacer es preparar un plano muy sencillo del colegio y recorrerlo con los alumnos para identificar las diferentes estancias. De vuelta a clase, la marcamos en el plano y jugamos a planificar diferentes recorridos: ¿Cómo vamos al comedor desde nuestra clase?, ¿cómo llegamos hasta el patio?, etc.

 

Existen muchísimas otras propuestas que se pueden realizar estos días en nuestra clase, os invitamos a que compartáis con nosotros aquellas que os parezcan más interesantes.

Esperamos que os hayan servido las que hemos dejado aquí y os deseamos ¡feliz comienzo de curso!

Comentarios

Deja un comentario

Alma Gil y Adrián Vidal

Maestros de Educación Infantil y colaboradores en el proyecto ¡A contar!