Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Los cubos encajables en las matemáticas

En ¡A Contar! disponemos de una gran variedad de materiales que podemos usar en el aula para trabajar las matemáticas desde múltiples ángulos.

Para nosotros, que nos gusta abordar las distintas realidades de nuestra aula, contar con un material flexible y versátil, que no se limite a un uso específico y cerrado, se ha convertido en un argumento a favor a la hora de decidirnos por trabajar con este método en nuestras clases.

En esta entrada trataremos los cubos encajables y veremos los múltiples usos que podemos darle a este material en el aula.

En la guía didáctica (páginas 18 a 21) se ofrecen indicaciones para utilizarlos en el Taller de problemas, donde los niños, una vez hayan afianzado el conteo con los propios dedos, pueden usar este material para realizar las diferentes actividades que se plantean (puedes consultar cómo planteamos el trabajo con el taller de resolución de problemas pulsando aquí o aquí).

foto 1 red

En cuanto nosotros empezamos a utilizar este material, descubrimos que, además, podíamos darle otros usos en nuestras actividades diarias:

 

Los cubos encajables como cuantificadores

Sin duda, este es el uso más convencional que podemos darle a este material.

Su utilización ayuda a los niños y niñas a resolver los diferentes problemas que se presentan cuando tienen que sumar o restar alguna cantidad a un número inicial.

foto 2 - copia red

En este caso, estábamos trabajando el taller de problemas 1.4. del cuento Las habichuelas mágicas, donde le pedíamos a los niños y niñas que añadieran cubos según las ramas que crecían cada día, hasta dar con la solución final.

 

Los cubos encajables como ayuda a las seriaciones

Cuando nos encontramos en el aula cierta dificultad para realizar las seriaciones, ofrecemos al a los alumnos este material combinando solo dos o tres colores según la complejidad de las seriaciones que queramos trabajar. Normalmente, los niños y niñas disponen de su propio material de cubos encajables, pero, en ocasiones, mezclamos varios de ellos y así los adaptamos a nuestras necesidades. De este modo, los alumnos pueden reforzar las seriaciones en un momento determinado para que la asimilación del concepto sea más fácil y divertida.

foto 3 - copia red

foto 4 - copia red

foto 5 - copia red

 

Los cubos encajables como material para la iniciación a las gráficas

Nosotros también usamos los cubos para representar y comparar visualmente diferentes cantidades en actividades cotidianas del aula, como las votaciones.

Semanalmente sometemos a votación diferentes asuntos en la asamblea. Por ejemplo, votamos qué libro leeremos después del recreo, la película que veremos el viernes en la sesión de vídeo, etc.

Para hacerlo, pedimos a cada niño o niña que coja un cubo del material y lo coloque formando una torre sobre el libro que prefiere o la carátula de la película que más le gusta. Una vez finalizada la votación, podemos comparar las distintas preferencias y conocer cuáles han sido las opciones más votadas, contar cuántos votos ha recibido cada una, etc. Esta actividad solemos realizarla también por escrito en una gráfica para ayudar a los alumnos a familiarizarse con esta forma de representación.

foto 6 - copia red

foto 7 - copia red

foto 8 - copia red

foto 9 red

foto 10 red

 

Y vosotros, ¿cómo utilizáis los cubos encajables?

Comentarios

Deja un comentario

Alma Gil y Adrián Vidal

Maestros de Educación Infantil y colaboradores en el proyecto ¡A contar!