Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

El trabajo cooperativo y las peticiones

Hoy os vamos contar cómo estamos introduciendo algunas formas de trabajo nuevas en nuestras aulas. Una de las que más nos interesa es el trabajo cooperativo porque nos ofrece estrategias muy interesantes para la atención a la diversidad.

Como docentes, consideramos que la inclusión de los alumnos y el desarrollo de la solidaridad y la cohesión social son algunas de nuestras tareas principales. Por ello, hemos querido introducir esta metodología de trabajo en algunas de las propuestas didácticas que se proponen en ¡A contar!

El trabajo cooperativo es una metodología basada en la colaboración entre iguales para un objetivo común. Se caracteriza porque todos los componentes del grupo se benefician de la ayuda de los demás y aprenden de su compañero o compañera de una forma muy significativa. No se trata de realizar algo entre todos dividiendo el trabajo y aislando a los componentes, sino que procura la participación indispensable de cada miembro, aportando algo único y relevante para que el otro pueda realizar su propia labor de aprendizaje.

En la experiencia que os vamos a contar, os mostraremos cómo adaptamos las actividades de peticiones para facilitar el trabajo cooperativo. Pero, en otra ocasión, os mostraremos cómo lo hemos puesto en marcha en otras actividades como en los mapas o en las actividades de enumeración.

Nosotros empezamos a realizar este tipo de propuestas una vez que ya estábamos bastante familiarizados con esta propuesta y los alumnos y alumnas habían interiorizado la dinámica de estas actividades (en la página 33 de la guía de ¡A contar! podéis encontrar una explicación de cómo empezar a trabajarlas en el aula desde el principio).

 

imagen 1

 

Es muy importante que los niños y niñas conozcan perfectamente cómo funciona la dinámica de este tipo de fichas para que, cuando introduzcamos el trabajo cooperativo, no existan dudas ni haya errores.

Nosotros, en nuestra aula, tenemos un espacio dedicado al trabajo cooperativo. En el turno de rincones los niños y niñas ocupan este espacio por parejas, tríos o grupos (dependiendo de la actividad) y realizan el juego o la actividad propuesta.

También se puede realizar el trabajo cooperativo con todo el grupo clase, dedicando un tiempo concreto a esta metodología en la jornada escolar. Esta decisión dependerá de vuestra propia dinámica de trabajo.

Si os decidís a crear un espacio concreto, es importante que sea confortable, luminoso, que permita el movimiento de los niños y niñas y que tengan a mano todos los materiales que vayan a necesitar.

 

imagen 2

 

En un primer momento, es interesante que estéis cerca de ellos para resolver cualquier duda que se les plantee, comprobar que la dinámica se efectúa de forma correcta, que realizan sin problemas el trabajo cooperativo.

 

imagen 3

 

Para ello, nosotros creamos parejas de niños heterogéneas, buscando la mayor afinidad y al mismo tiempo una complementariedad en cuanto a niveles madurativos para que realmente exista ese aprendizaje. Una vez que hemos formado dichas parejas (que podrán ir variando a lo largo del curso) les explicamos lo que tienen que hacer: uno de ellos realizará la ficha de las peticiones y el otro interpretará las necesidades de pegatinas de su compañero, facilitándole el material según lo que haya entendido que necesita.

 

imagen 4

 

En las primeras sesiones que realizamos, nos mantuvimos junto a los alumnos en un segundo plano. Nos preocupaba que los niños que estaban interpretando lo que habían escrito sus compañeros les dieran más o menos pegatinas sin tener en cuenta lo que habían puesto en la ficha.

imagen 5

 

A medida que fue transcurriendo la actividad observamos cómo los niños que en la primera parte de la actividad habían interpretado las peticiones de sus compañeros, cuando les tocaba realizar la actividad, repetían los patrones de su pareja. Por ello solemos ofrecerles distintas peticiones, para evitar que se copien y facilitar que desarrollen su propio pensamiento divergente y creativo.

 

imagen 6

 

imagen 7

 

¡Esperamos que la propuesta sea interesante para vosotros/as!

En próximas entradas, hablaremos de cómo introducimos el trabajo cooperativo en la actividad del Mapa del tesoro.

¡No olvidéis compartir con nosotros vuestras experiencias!

Comentarios

Deja un comentario

Alma Gil y Adrián Vidal

Maestros de Educación Infantil y colaboradores en el proyecto ¡A contar!