Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Ideas para organizar el aula

Nos encontramos en las primeras semanas del curso y en muchas aulas todavía estamos desempolvando las estanterías y sacando los materiales de las cajas. Es posible que todavía tengamos que ponernos al día con las listas y los nombres de nuestros alumnos y alumnas, distribuir las mesas, los espacios…

Por eso, hemos decidido crear esta entrada que esperamos que os sea de utilidad en estos momentos con el fin de organizar vuestra aula, si no lo habéis hecho ya, y para contribuir a que el trabajo con las matemáticas sea más sencillo y práctico.

El número de lista

Aprovechar el número de la lista que ocupa cada alumno o alumna puede ser muy útil en muchos aspectos. Nosotros solemos utilizarlo para ordenar los materiales de clase, así los niños pueden identificarlos de forma rápida y eficaz.

Una idea que nos ha funcionado muy bien es colocar el número de cada alumno junto con su nombre en perchas, cuadernos, mesas, lista de clase, etc., de este modo, facilitamos el aprendizaje de la serie numérica al mismo tiempo que ellos empiezan a conocer a los demás compañeros. Esto nos sirve también para ordenar los números de mayor a menor, para conocer el lugar que ocupa cada uno en la fila para salir al recreo, para ver qué compañeros han faltado ese día, etc.

foto 1 ret

foto 2

foto 3

 

 

La asamblea, un lugar para las matemáticas

La asamblea es el momento más importante de la jornada escolar. Podemos aprovechar estos primeros momentos del curso para completar el espacio donde la realicemos, otorgándole un lugar privilegiado en ella a las matemáticas.

Una buena idea es colocar un pequeño casillero junto a la lista de los niños y niñas de clase. En él, reflejaremos cuántos han asistido al aula y cuántos han faltado. Esto nos permite empezar a trabajar algunas operaciones matemáticas como la descomposición numérica, las sumas y las restas de una manera sencilla y aplicándolos a la realidad cotidiana del aula.

foto 4

 

El turno del uso del aseo

¿Cuántas veces nuestros alumnos y alumnas han saturado el cuarto de baño esperando poder utilizarlo? Nosotros colocamos en la entrada un tarjetero rectangular donde los alumnos ponen su foto para establecer un orden de utilización. De este modo, solucionamos este problema y trabajamos al mismo tiempo los ordinales.

foto 5 ret

foto 6

 

Medidas y metros

Es muy útil colocar un medidor y una báscula en algún lugar visible del aula para que los niños y niñas puedan observarse y anotar su propia evolución física. Para ello, es importante a su disposición un cuaderno o un papel continuo donde puedan dejar reflejadas sus medidas a lo largo de los meses del curso escolar.

 

Un reloj de rutinas

A los niños y niñas les puede costar un poco adaptarse a los ritmos y rutinas escolares después de las vacaciones. Para ayudarles a hacerse con los horarios y las actividades diarias del aula nosotros preparamos relojes de rutinas. De este modo, pueden saber qué actividades van a realizar a lo largo de la jornada y en qué orden se suceden.

 

foto 8

foto 9 

Calendario anual

El calendario es un material muy interesante para adquirir la noción del paso del tiempo. Sin embargo, cuando utilizamos los calendarios que dividen los meses en hojas, no potenciamos el aprendizaje del tiempo como una sucesión lineal.

En nuestra clase utilizamos uno que está inspirado en los materiales Montessori y Waldorf. Consiste en una larga tira de papel que ocupa buena parte de la pared. En ella aparecen uno tras otro todos los días del año divididos en semanas y meses. Cada mes tiene un color determinado relacionado con la estación en la que se encuentra y en él anotamos las fiestas y días especiales, los cumpleaños de los alumnos, las fechas de vacaciones, etc.

De este modo, cada niño o niña puede ir marcando (con una pinza, un gomet, una pegatina…) el día en el que estamos y comprobar cuántos faltan para algún día especial, cuánto tiempo ha pasado desde el comienzo del curso, cuánto queda para terminarlo, etc.

foto 10

 

Teléfonos siempre a mano

Los números de teléfono de los niños y niñas de nuestra clase suelen estar en un lugar visible del aula para poder disponer de ellos ante cualquier emergencia que ocurra en el día a día.

Nosotros los escribimos dentro de teléfonos plastificados junto con los nombres de cada uno de los niños y los pegamos con velcro en un panel del aula. Así, si es necesario, podemos coger el que precisemos sin necesidad de tirar de la lista completa de la clase.

También fomentamos la participación de los alumnos pidiéndoles que sean ellos mismos quienes copien sus números de teléfonos. De esta manera, además, están conociendo la utilidad de los números en la vida cotidiana.

foto 12

 

El rincón de la lógica matemática

Sin duda, este es el lugar donde podemos encontrar más variedad de materiales y elementos que nos ayudarán a desarrollar el pensamiento lógico-matemático en nuestros alumnos.

Una buena idea es establecer un lugar para que los niños y niñas trabajen la cantidad. Nosotros siempre procuramos crear materiales que tengan un toque divertido como, por ejemplo, dibujar una cara para que los niños y niñas coloquen tantas pinzas a modo de pelos como indica el número escrito en una cartulina. O bien un panel donde deban colocar tantos palillos como dedos levantados haya en una mano de goma EVA…

La lógica espacial también es un aspecto muy importante que debemos trabajar con los niños y niñas. Nosotros hemos creado un aparcamiento de coches donde los alumnos colocan los vehículos según distintos criterios, dependiendo de lo que nos interese trabajar. Por ejemplo: numeramos previamente los cochecitos con pegatinas y les pedimos que los aparquen por orden numérico; otras veces, les pedimos que los coloquen según su tamaño, etc.

 

Como podéis ver, existen multitud de ideas y materiales que pueden servir para introducir las matemáticas en la vida cotidiana del aula. Esperamos que las expuestas en esta entrada os sean de utilidad y estaremos encantados de conocer las que utilicéis vosotros en estos días de comienzo de curso.

Comentarios

Deja un comentario

Alma Gil y Adrián Vidal

Maestros de Educación Infantil y colaboradores en el proyecto ¡A contar!